El Grupo de Lima se cita en Chile con la sombra de una eventual participación militar

Los cancilleres del Grupo de Lima se reunirán este lunes en Santiago para ofrecer rastreo a los temas abordados en la más reciente cita realizada en Bogotá en relación a la circunstancia que vive Venezuela, aunque en este momento pesa sobre el bloque la sombra de una eventual participación militar por parte estadounidense a esa nación caribeña.

El Grupo de Lima siempre ha pregonado por una salida pacífica y democrática “y que son los propios de venezuela quienes al amparo de la Constitución” tienen que buscar una satisfacción a la crisis de su país, pero una alternativa armada se ve no estar tan lejana”.

La alternativa de una viable participación militar estadounidense en Venezuela está sobre la mesa, aseguró el mandatario de EEUU Donald Trump el pasado 3 de febrero en una entrevista para CBSNews.

Al ser interrogado sobre la oportunidad de enviar soldados estadounidenses a Venezuela, el gobernante aseguró: “No quiero decir eso. Pero precisamente es algo que está … es una alternativa”.

Más directo fue el senador federal por Florida, Rick Scott, quien el pasado jueves “urgió a una participación militar” para entrar la asistencia humana, y expresó que la red social en todo el mundo tiene una posición unificada sobre la crisis en Venezuela.

Los cancilleres que en Chile abordarán la crisis humanitaria, política y económica en Venezuela, además deberan poner en la mesa un tema muy sensible como es el de haber fracasado en sus insistentes llamados para que Nicolás Maduro otorgue su gestión y permita novedosas selecciones.

Además, tendrán emprender el fracaso que tuvo un significado la actividad social en la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia), el pasado 24 de febrero, hasta donde llegó la asistencia en todo el mundo para ser entregada a los de venezuela pero que Maduro no permitió su entrada sin que hasta la actualidad se sepa cuál fue el destino de esa asistencia.

En esta misma línea, los investigadores políticos han indicado que “fue una mala elección” la visita que ese mismo día han realizado a esa región los presidentes de Chile, Colombia y Paraguay, Sebastián Piñera, Iván Duque y Mario Abdo, respectivamente.

Hasta la actualidad, el deber del Grupo de Lima de fomentar y desarrollar ideas de sincronización regional en respuesta a la crisis política y humanitaria en la república bolivariana de Venezuela ha rebotado contra el frontón del presidente Nicolás Maduro.

En este misma línea, la exigencia de la salida instantánea de Maduro y el reconocimiento constitucional de la Asamblea Nacional y de su presidente, Juan Guaidó, que es apoyado por unas 52 naciones, no llegó a buen puerto, mientras cientos de de venezuela emigran de esa nación caribeña en busca de superiores horizontes.

De acuerdo con la Organización En todo el mundo para las Migraciones (OIM), bastante más de 3 millones de de venezuela han migrado de su país y el fluído migratorio sigue en pié en incremento.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, indicó este domingo “que el ámbito en Venezuela ha empeorado, la crisis humanitaria empeora, cortes de agua y de luz”.

El jefe de la diplomacia denunció que se vió “un creciente hostigamiento contra el presidente solicitado Juan Guaidó, desconociendo su inmunidad parlamentaria y tomando detenido a su jefe de gabinete”.

“Ante esto, es requisito que el Grupo de Lima avance hacia una exclusiva etapa, redoble su trabajo para hallar que nuevos actores de todo el mundo se sumen a la presión contra la dictadura para que Venezuela recupere su democracia”, agregó el canciller chileno.

Días atrás, el presidente Maduro ha dicho con dureza que los inconvenientes de su país van a ser resueltos en “unión nacional” con su Gobierno, en un mensaje dirigido principalmente a USA, y sus países socios en Latinoamérica.

De igual modo, la actividad social de este lunes en la ciudad más importante chilena de los cancilleres del Grupo de Lima se va a festejar a escasas horas de que terminara una visita a numerosos países de la zona del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que se centró primordialmente en la circunstancia que vive Venezuela y que le llevaron a decir “Maduro es un tirano que ha arruinado a su país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *